Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia y la calidad de nuestros servicios. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Más información Ocultar

Farmacias. Farmacia Guinart

Necesita un hotel?

Enlaces patrocinados

Rutas cercanos

Lugares cerca

Contenido relacionado

Hoteles cercanos

Restaurantes cercanos

Enlaces patrocinados

🔎
Punto de interés científico
Tipo de lugar: Punto de interés científico
Dirección:
Número de textos: 1
3 stars
Realizado por Rutes científiques de Barcelona | Referencia Imagen superior: fachada actual de la Farmacia Guinart. Imagen inferior: interior de la Farmacia Franquesa, 1924.

Introducción:
El 22 de octubre de 1511 se editó en Barcelona La Concòrdia dels Apotecaris de Barcelona. En este libro se “homologan”, se estandarizan, las fórmulas que los boticarios (como se llamaban los farmacéuticos entonces) elaboraban a partir de plantas, animales y minerales, propias de cada establecimiento. La Concordia es la primera farmacopea editada en España y la segunda en todo el mundo. Aún hoy en día se conserva un ejemplar en la Facultad de Farmacia de la UB. Sant Andreu tiene un par de farmacias del siglo XIX, cuando en estos establecimientos no sólo se vendían medicamentos sino que también se elaboraban.

Contenido:
La Farmacia Guinart fue abierta al público en noviembre de 1896. La fachada de la farmacia se conserva igual que cuando se inauguró. Desde el exterior se pueden contemplar los hierros forjados típicamente modernistas, con sus formas retorcidas; las puertas de madera, cuya parte inferior era originariamente de mármol; unos cristales ondulados convexos y un asidero de madera decorado con hierro forjado. La cerámica fue obrada en los hornos Xumetra de Sant Andreu. Los rótulos han sido restaurados siguiendo el modelo exacto de los originales. El farol de hierro forjado con vidrios de colores y los vitrales de sobre las puertas son también originales. Ya en el interior se puede observar, en el espacio de atención al público, la carpintería de melis de todo el mobiliario. Antiguamente, las puertas eran todas de madera, por lo que no se veía qué había detrás. Hace un tiempo decidieron sacar la madera y poner cristal para que se pueda ver el interior de las vitrinas. El mostrador también es el original, con el mármol blanco manchado en el centro porque era donde se hacían las fórmulas magistrales antiguamente. Los botes de porcelana blanca dura son originales y habían servido para almacenar las partes de las plantas medicinales con propiedades terapéuticas. Se conservan expuestos muchos utensilios de laboratorio, especialidades antiguas, tarros de cristal con tapón de vidrio esmerilado, y muchos documentos, además de todos los libros recetarios desde su fundación.

Más información:
Vídeo sobre la Farmàcia Guinart. [en catalán]

Clasificar este punto de interés
Enlazar a un ruta de

Comentarios

Añadir comentario