Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia y la calidad de nuestros servicios. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Más información Ocultar

La Ciencia ante el Espiritismo: el Ateneu Barcelonès

Necesita un hotel?

Enlaces patrocinados

Rutas cercanos

Lugares cerca

Contenido relacionado

Hoteles cercanos

Restaurantes cercanos

Enlaces patrocinados

🔎
Punto de interés científico
Tipo de lugar: Punto de interés científico
Dirección:
Número de textos: 1
3 stars
Realizado por Rutes científiques de Barcelona | Referencia Charles Richet, en el centro de la imagen, durante su visita a Barcelona acompañado de los miembros de la escuela de fisiología catalana en el claustro de la Facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona, en el Hospital Clínico.

Introducción:
Ante la popularidad de los fenómenos espiritistas, tres eran las posturas más habituales adoptadas por los llamados Hombres de Ciencia. La primera, y bastante común, era la negación total y absoluta de todo hecho espiritista, que iba acompañada de la acusación de fraude. En segundo lugar, la convicción de la realidad de los fenómenos, y, incluso, la adopción de la doctrina espiritista. Un buen ejemplo de esto fue el médico Humbert Torres, del que hablaremos más adelante. La tercera, la constatación de la existencia de fenómenos extraños, pero el escepticismo respecto a la existencia de los espíritus, y por tanto, el establecimiento de una serie de estudios sobre la naturaleza de este fenómenos. Esta última posición fue adoptada por varios científicos, entre ellos, incluso un Premio Nobel.

Contenido:
El 24 de marzo de 1925, Charles Richet, Nobel de Medicina en el año 1913, impartió una conferencia sobre la anafilaxia, tema por el que havia recibido la distinción sueca, en la Facultad de Medicina de la Universitat de Barcelona, en el Hospital Clínico, ante una numerosa audiencia de médicos. Al día siguiente, Richet impartió una segunda conferencia en el Ateneu Barcelonès, otra vez con mucha audiencia y con la presencia de destacados médicos como August Pi i Sunyer o Jaume Ferran i Clua, y de otros científicos, como Josep Comas i Solà, del que hablaremos en la próxima parada. Esta segunda conferencia, sin embargo, no trataba sobre fisiología sino que versaba sobre Metapsíquica. La Metapsíquica fue definida en 1905 por el mismo Richet como el estudio científico de aquellos fenómenos llamados anormales, entre ellos, por ejemplo, la telepatía, la visión a través de objetos, la levitación… Por supuesto, muchas de las observaciones que se habían hecho de estos fenómenos tenían su origen en sesiones espiritistas. Así, los promotores de la Metapsíquica, no decían que los espiritistas eran un fraude, sino que buscaban una explicación racional, científica, los supuestos espíritus. Richet, en su conferencia, clasificaba y caracterizaba de forma detallada y descriptiva lo que pasaba en una sesión espiritista, evitando la interpretación, por tanto, convirtiéndose en un simple observador objetivo de unos fenómenos, como lo son, supuestamente, todos los científicos. Hay que pensar que el siglo XIX había sido un siglo en que se habían popularizado descubrimientos increíbles como la electricidad, la telegrafía sin hilos, la radio, los rayos X… Lo que hacía pensar que aún había muchas cosas invisibles por descubrir y, porque no, tal vez alguna de ellas podría surgir de las propias capacidades humanas, que las médiums eran capaces y capaces de expresar. En Cataluña, el farmacéutico José Poch Noguer publicó en 1924, el libro “Prácticas científicas de ocultismo. Las ciencias ocultas reveladas por la Metapsíquica “, que seguía la estela de las bases puestas por Richet. Los espiritistas, por su parte, aprovechaban la atención de la Metapsíquica para aumentar la difusión de su doctrina y rodearla de un aire científico y riguroso.

Más información:
Sophie Lachapelle (2011). Investigating the supernatural: From spiritism and occultism tono psychical research and metapsychics in France, 1853-1931. The Johns Hopkins University Press, Baltimore.

Clasificar este punto de interés
Enlazar a un ruta de

Comentarios

Añadir comentario