Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia y la calidad de nuestros servicios. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Más información Ocultar

La Plaza España y el Palacio de Comunicaciones y Transporte

Necesita un hotel?

Enlaces patrocinados

Rutas cercanos

Lugares cerca

Contenido relacionado

Hoteles cercanos

Restaurantes cercanos

Enlaces patrocinados

🔎
Plaza
Tipo de lugar: Plaza
Dirección:
Número de textos: 1
3 stars
Realizado por Rutes científiques de Barcelona | Referencia La Plaza España en Construcción. A la derecha podemos ver el Palacio de Comunicaciones y Transporte.

Introducción:
La Plaza España, eje de circulación desde el plano del Llobregat en la ciudad de Barcelona, fue urbanizada para la Exposición Internacional de 1929. Junto con las dos grandes Torres Venecianas, la plaza suponía la entrada monumental en la Exposición. En la plaza había también los hoteles que acogían a los visitantes extranjeros y algunos de los palacios del certamen.

Contenido:
Josep Maria Jujol, antiguo colaborador de Antoni Gaudí, fue el autor de la gran fuente central que todavía vemos en la Plaza España. Esta fuente, antiguamente mucho más accesible para los peatones que ahora, es una alegoría del agua. Están representados los grandes ríos de la península, así como los beneficios que el agua ha llevado a la humanidad: como la navegación, la higiene o la agricultura. Alrededor de la plaza, se establecieron una serie de hoteles que servían para acoger a los visitantes que venían a la Exposición de Barcelona, nos han llegado dos de estos hoteles, que hoy en día son un instituto de secundaria y el Instituto Municipal de Educación. Donde hoy está el hotel Palace estaba el más grande de estos hoteles, llamado Hotel número 1, que estaba presidido por una torre con un reloj extraído de la Torre del Reloj de Gracia, y que había sido elaborado por el relojero Albert Billeter, del que hemos hablado en nuestro itinerario en Gràcia. Ante el Palace, las dos grandes Torres Venecianas, que servían de entrada a la Exposición y que, una de ellas albergaba los controles de todos los juegos de luz y de agua de la Exposición, de los que ahora hablaremos. Junto a las torres, dos palacios de exposiciones que, con unas columnas que cerraban la plaza, estaban inspiradas en la Plaza de San Pedro del Vaticano. Mirando en Montjuïc, a la derecha encontramos el Palacio del Vestido, dedicado a la industria catalana del textil. A la izquierda, el Palacio de Comunicaciones y Transportes era uno de los edificios más grandes de la Exposición, en el que se exhibían aviones, barcos, automóviles, tranvías e incluso locomotoras de tren, que fueron llevadas por una imporvisada vía de tren desde el puerto por el Paralelo hasta el Palacio de Comunicaciones. Durante la Exposición visitó Barcelona el conocido inventor italiano Guglielmo Marconi, primer patentador de la radio. El inventor, que en ese momento ya era un hombre grande y famoso, llegó a la ciudad condal a bordo del “Electra”, su yate-laboratorio, desde donde hacía experimentos por todo el mundo. Pero no todo era tan glamuroso: Marconi mantenía estrechos vínculos con la Italia fascista de Mussolini, que lo hizo presidente de la Academia de Ciencias italiana, desde donde, por ejemplo, podía vetar los científicos judíos.

Más información:
Guillem Fernàndez-Gonzàlez (2010). La urbanització de la Plaça Espanya de Barcelona entre els anys 1920 i 1926 (Projectes i Plànols). Butlletí de la Societat Catalana d’Estudis Històrics Núm. XXI, p. 231-249. [en catalán]

Clasificar este punto de interés
Enlazar a un ruta de

Comentarios

Añadir comentario