Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia y la calidad de nuestros servicios. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Más información Ocultar

Columnas y Fuente Mágica

Necesita un hotel?

Enlaces patrocinados

Rutas cercanos

Lugares cerca

Contenido relacionado

Hoteles cercanos

Restaurantes cercanos

Enlaces patrocinados

🔎
Fuente
Tipo de lugar: Fuente
Dirección:
Número de textos: 1
3 stars
Realizado por Rutes científiques de Barcelona | Referencia La Fuente Mágica con el Palacio de Proyecciones de fondo.

Introducción:
Bajando del Palacio Nacional, de vuelta hacia la Plaza España, nos encontramos, a derecha e izquierda los llamados Pabellones de Alfonso XIII y de Victoria Eugenia. Más abajo podemos ver las cuatro grandes columnas reconstruidas recientemente y observar el espectáculo de la Fuente Mágica que, casi 100 años después de su construcción y en un mundo de realidades virtuales, aunque sigue maravillando a propios y visitantes.

Contenido:
Los Pabellones de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, a izquierda y derecha de la Plaza Puig y Cadafalch, formaban parte del proyecto inicial de este arquitecto y están situados en dos niveles pero uno más avanzado que el otro, de forma que la vista del observador situado en la Avenida América se dirija por el efecto túnel hacia el Palacio Nacional. Estos pabellones fueron diseñados con pocas pretensiones como grandes espacios para acoger exposiciones, lo que han hecho desde su construcción hasta la actualidad. Presidiendo la Plaza Puig y Cadafalch nos encontramos las 4 columnas, que representan las 4 barras de la bandera catalana y querían destacar la herencia clásica del pueblo catalán. Las columnas, que inicialmente debían estar coronadas por unas victorias aladas, fueron construidas en el espacio que hoy ocupa la Fuente Mágica ya en el año 1919, y más tarde derribadas en 1928, cuando ya se anunciaba el certamen. Las columnas fueron rehechas en 2010 un poco más arriba de su emplazamiento original. De hecho, el espacio vacío dejado por las columnas fue rápidamente ocupado por una gran Fuente Mágica diseñada por Carles Buïgas con la ayuda de los técnicos de la Westinghouse, la companynia estadounidense encargada de la instalación elécrica de la Exposición. La Fuente funcionaba gracias a un motor de 1.100 CV y movía un caudal de 2600 litros por segundo. Hasta 30 juegos de agua de diferentes colores, que seguro harían olvidar rápidamente la destrucción de las columnas. La elección de una Fuente Mágica es posible que estuviera condicionada por el gran éxito que ya tuvo una fuente similar a la Exposición Universal de 1888 en la Ciutadella. Tras deteriorarse considerablemente durante la dictadura franquista, la Fuente Mágica fue restaurada antes de los Juegos de 1992, cuando se le añadió música.

Más información:
Llibre-Catàleg Commemoratiu de l'Ajuntament de Barcelona: L'Enginy de Carles Buigas (1898-1979). [en catalán]

Clasificar este punto de interés
Enlazar a un ruta de

Comentarios

Añadir comentario