Rutes científiques de Barcelona

Rutes científiques de Barcelona

InicioRutasLugares de interés

El Palacio Nacional y las soluciones para subir a Montjuïc

Palacio

ES |

Pública

Fuente: Pequeño funicular que llevaba a los visitantes de la Exposición a la altura del Palacio Nacional.

Introducción:
Subiendo desde el Instituto Cartográfico, nos encontramos un misterioso arco de cemento, que mirando esta fotografía, descubrimos que se trata de los restos de un pequeño funicular que salvaba los desniveles de Montjuïc a los visitantes de la Exposición para llegar al Palacio Nacional, actual Museo Nacional de Arte de Cataluña, edificio central del certamen de 1929.

Contenido:
Este pequeño funicular, que tenía un recorrido de unos 100 metros y salvaba un desnivel de 30 metros, no fue el único funicular estrenado para la Exposición Internacional. Un año antes, ya pensando en el evento, se puso en funcionamiento el funicular de Montjuïc, que recorría un trazado similar al que todavía recorrer hoy en día, desde el Paralelo hasta la Avenida Miramar. Este funicular era mucho más largo, casi un kilómetro de recorrido, evitaba un desnivel más importante, hasta 80 metros, y llegaba hasta los 16 km/h, ¡anunciándose en su momento como el más rápido del mundo! En cuanto al Palacio Nacional, fue diseñado, desde muy al principio, ya por Puig i Cadafalch, como el edificio central y emblema de la Exposición. El proyecto finalmente fue encargado a Eugeni Cendoya y Enric Catà, que diseñaron un edificio clásico, grandilocuente, siguiendo el más puro estilo novecentista del momento. El edificio acogió una de las exposiciones más importantes del evento, con el título de "Arte en España". En la sala oval, que todavía puede visitarse hoy en día, se realizó la inauguración de la Exposición Internacional, presidida por Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia, secundados por el general Miguel Primo de Rivera. Cerca del Palacio Nacional, en la parte superior de Montjuïc, se concentraban los pabellones de empresas privadas que utilizaban la Exposición como reclamo publicitario. Dos buenos ejemplos, que destacaban por sus espectaculares torres, fueron la Torre Asland y la Torre Jorba. Asland era una empresa cementera que construyó una torre, hecha, como no, de hormigón, que hacía 50 metros de altura, con un mirador y una luz en forma de faro arriba de todo. La Torre Jorba era una especie de torre Eiffel formada por las letras de Jorba. Hacía también 50 metros ¡y pasaban coches por debajo! Ambas fueron desmontadas después de la Exposición.

Más información:
Ignasi Solà-Morales (1976), L'Exposició Internacional de Barcelona (1914-1929) com a instrument de política urbana. Recerques: història, economia, cultura, núm. 6, p. 135-146. [en catalán]

Dirección

España

Más sobre este lugar de interés

Rutas en la zona

Canales relacionados

Just like any other website, RouteYou makes use of cookies and similar technology to collect information about your preferences and your usage of the website. Only by doing so can we offer you an optimal user experience.

We also use cookies to serve you with personalised advertisements. Advertisements are necessary in order to offer you this service for free. If you prefer to use the website ad free, then you have the option to upgrade to a paid MyRouteYou Plus account, which also offers some advanced functionality.

Whatever you choose, we will always respect the privacy and security of your information in accordance with our privacy and cookie policy.

How do you want to continue?

I agree with the privacy and cookie policy and

© 2006-2018 RouteYou - www.routeyou.com